Inteligencia Artificial

Robot lavaplatos con machine learning y visión computacional

Pasar de lavaplatos a robot lavaplatos presentaba cierto reto a ingenieros y diseñadores: además de la eficacia limpiando tienen que tener esa habilidad tan humana de tener cuidado con algo tan resbaladizo como frágil. Y ahí es donde Dash Robotics vio la oportunidad de crear algo potencialmente útil, tirando de tecnologías bastante recientes.

¿Qué hace entonces Dishcraft? Como explican en IEEE Spectrum, el robot inspecciona cada plato en unas décimas de segundo, repasándolo para buscar cualquier resto de comida usando visión computacional y machine learning.

Antes que eso los platos son clasificados, y es ahí donde está la parte humana. Se necesita a alguien que coloque los platos en el hueco correspondiente según el tamaño y el tipo y lo lleve a Dishcraft, y esa tarea requiere al menos una persona (cuya tarea implica un esfuerzo mucho menor que la del habitual rol de lavaplatos en un restaurante).

Los platos, además, son “especiales”. No vale cualquier vajilla para ser lavada por Dishcraft, ya que los platos han de ser recogidos por atracción magnética. De ahí que los que vemos en el vídeo en realidad estén compuestos por cierto porcentaje de acero.

Cuando el carro con los platos clasificados está listo, se lleva al interior del sistema y un brazo robótico coge cada plato (disponiendo de un imán que hace que se “pegue” el centro del plato compuesto de acero). La limpieza se produce con un cepillo rotatorio y se gira 120 grados para que el sistema lo examine: si se detecta suciedad, vuelta al fregado. Y al final todos los platos limpios se desinfectan.